26 de septiembre de 2012

Reflexiones #25S

Hoy no me apetece escribir bonito ni hacerlo con sentido del humor. Lo vivido en la jornada de ayer no tiene maldita la gracia.
No soy un sesudo tertuliano, ni un periodista omnisciente, ni un intelectual prestigioso. No soy analista político ni económico. Pero tampoco soy un borrego que se trague el pasto fascista del desgobierno de Rajoy. Tampoco soy violento. Sólo soy un autónomo en peligro de extinción, sin frases hechas. Y soy un ciudadano identificable y localizable en un par de clicks, no como la mayoría de los prodisturbios que repartieron estopa ayer.
De la actuación policial no diré nada. Por suerte las imágenes de televisión y las redes sociales ya no permiten ocultar acciones como la de ayer. Sólo añadiré que se veía venir. El ambiente prebélico organizado por Cifuentes y Cospedal y la toma de Madrid por los que dicen defendernos, que no sé de qué, estaba claro que acabaría como acabó.
Sólo me gustaría volcar una serie de reflexiones. Ya digo que sin pretensión de cambiar el rumbo de la historia. Mi única pretensión es vomitar y dejar el estómago lo más vacío posible:
-Un gobierno con mayoría absoluta que trata a los ciudadanos como enemigos tiene los pies de barro.
-La democracia no consiste en un derecho de pernada de cuatro años. La representatividad se gana en las urnas, sí, pero hay que mantenerla en el día a día. Si mienten, a la calle. Si cambian su programa electoral o referendum o a la calle. No vale arrogarse el concepto soberanía popular para imponer una dictadura.
-Un ministro del Interior que se felicita de la acción policial de ayer es o un irresponsable, o un loco o un fascista o las tres cosas.
-Unas fuerzas de seguridad del estado sin identificar, con infiltrados encapuchados, golpeando con rabia, lanzando pelotas de goma hasta dentro del metro, arrastrando por el suelo a jubilados, con mandos que dicen por twitter que “leña y punto” no son fuerzas de seguridad del estado, sino matones a sueldo. En este caso el sueldo se lo pagamos nosotros y las órdenes las da Cifuentes.
-Un Jesús Caldera que dice sentirse asediado por el #25S es un magnífico ejemplo de lo que se ha convertido el PSOE y, desde luego, a mí no me representa. Asediados están los parados, los inmigrantes, los dependientes, los autónomos, los estudiantes de todas las edades... Y nos asedian políticos corruptos y políticos consentidores. Nos asedian los banqueros desde sus chalés de lujo. Nos asedian los empresarios que se aprovechan de la crisis para hacerse más ricos.
-El otro día también estuve en la manifestación convocada por Cumbre Social. Hablé con gente de los sindicatos y estaban indignados porque la gente de Madrid apenas se había movilizado. Ayer estaban los que no fueron a esa manifestación. Si los sindicatos no toman buena nota de esto me parece que tendrán que ir a chupar del bote a otros lares.
Y para finalizar, porque podría extenderme mucho más, dos pequeñas conclusiones:
-No estamos viviendo una crisis surgida por generación espontánea. Es una estafa perpetrada por unos pocos y sabemos quiénes son. Los ciudadanos no somos los culpables, sino las víctimas. Yo no he vivido por encima de mis posibilidades jamás. Pero tampoco quiero vivir por debajo de ellas.
-CIFUENTES DIMISIÓN.
Esto no puede parar.
Sin más, disculpándome por la pataleta que a algunos les parecerá infantil y a otros demagógica, recibid un fuerte abrazo zurdo.

8 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Gracias por ser tan claro, tan conciso y, sobre todo por compartir.
Como ciudadano no residente en Madrid, pero también accesible en un clik, hago público mi acuerdo contigo y lo difundo según mis pobres medios.
Un abrazo.

David dijo...

Aupa Mariano!
Hombrepordios!

Que más se puede decir, si ya los has dicho todo. Al paso que vamos... vamos a tener que aprovechar cualquier embajada para pedir asilo, ni politico ni nada...solo asilo y un poco de caldito caliente.

Un abrazo

Belén dijo...

No es pataleta, es dignidad

Besicos

jairo F.Quindós dijo...

Mariano eres muy grande y que quieres que te diga de discurso demagogo, nada bastabte demagogia soportamos de los cargos de 4 años, subidas incumpimientos de programas y todo por el sillon y la pasta, basta ya.

Isolda dijo...

Disculpas cero. Así es como lo has contado. Ratifico palabra por palabra todo lo que has escrito.
Hoy otra vez a la calle.
Muchos besos, Zurdo.

geminisdespechada dijo...

Si es que tienes razón!!

Víctor dijo...

Tienes mucha mano izquierda diciendo las cosas, Mariano. Y razón tampoco te falta.

Enrique González dijo...

No se puede decir más claro ni mejor. Cuánto me gustaría leer tu entrada en un periódico, como una crónica de lo sucedido el 25S.
Acabo de descubrir tu blog y, desde hoy, seré un seguidor más.