27 de septiembre de 2012

Incorregible

Así soy, incorregible. Estoy embarcado en otra novela en la que no pasa nada. Me refiero a que no hay asesinatos ni tramas policiales; nadie espía ni contacta con alienígenas; mis personajes no tienen el ADN mutado y no son capaces de hundir ni salvar el mundo; ni maltratan ni son maltratados; jamás ocuparán un breve espacio en la prensa, ni siquiera en el obituario.
Curioso que le quitemos toda posibilidad de acción a lo que pasa dentro de nuestra cabeza, cuando un alto porcentaje de lo que nos sucede se produce dentro de ella.
Menos mal que todavía hay algún editor desaprensivo que, aunque no pase nada, te compra la idea.

1 comentarios:

Mita dijo...

Me alegro, me gusta mucho eso de que no pase nada; sí eso del alto porcentaje es verdad...

Cantamos?
España camisa blanca
aquí me tienes, nadie me manda
quererte tanto
me cuesta nada...

Bss