1 de julio de 2009

Yo y mis zurderas...

Sí, ya sé por qué me miras tan fijamente. Algo ves en mí diferente pero no sabes lo que es…
¿Las gafas…? Descartadas, son las mismas desde hace unos seis años (pero por poco tiempo).
¿El pelo…? Tampoco. Un pelín más largo, alguna cana más, cinco pelos menos por día, pero la misma melena desde hace un lustro (pero también por poco tiempo).
Venga, no desesperes…
¿Un pelín menos de tripita y un poquitín más de brazo? Puede, pero casi imperceptible, porque uno ya tiene una edad y el ejercicio cunde poco.
No, no es eso lo que ves diferente…
¿Que te rindes? ¿Tan fácil? Venga, va, que te doy unas pistillas… Escritor, zurdo…
¿Todavía no? Bolígrafo, tinta…

¡Bingo! Sí, vuelve a mi dedo anular izquierdo el manchurrón de tinta azul que durante tantos años me acompañó. Que sí, que sí, que me lavo todos los días al menos una vez, que la explicación no tiene que ver con mi higiene.
La razón es que he vuelto a escribir a mano, y bien es sabido que los zurdos nos llevamos la tinta puesta al pasar por encima de las palabras recién escritas. ¿Decepción entre la concurrencia? Puede, pero el que, como yo, tenga una relación estrecha entre la creatividad y el bolígrafo/lápiz entenderá el calado de la mancha.
Múltiples motivos habían reducido mi escritura al teclado del ordenador, casi todos relacionados con la maldita gestión del tiempo; del poco tiempo para ser exactos. No me quejo, de las techas han salido muchos de mis últimos relatos y casi todas las entradas de este blog, pero echaba de menos el tacto de los trazos, el olor de los fonemas y, sí, el manchurrón de tinta, ese tatuaje intermitente, que me anima a intentar saltar al renglón siguiente, por mucho vértigo que a veces dé.

Un abrazo zurdo para todos y todas.

15 comentarios:

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Amigo Mariano,
qué grata noticia esta reaparición de la "tinta azul de la memoria". Ahora, lo del "por poco tiempo" de tu melena, me tiene intrigado.
¿De verdad vas a cortarte la coleta?
Un abrazo.

Alena.Collar dijo...

Aquí la mangui también anda escribiendo a mano en su casa de la su sierra...
Ais, y qué potito es lo de la tinta y el olor del cuadernito...

Amando Carabias María dijo...

Pues servidor se dio cuenta del peligro inminente de desbancar la tinta de un bolígrafo de las hojas de un cuaderno y alterna. Sobre todo para cuando las líneas se parten y dicen que se convierten en versos, que vaya usted a saber, entonces necesito de ese instrumento tan parecido al corazón de uno, pues destila sangre, aunque sea azul.
(Vaya mañana melancólica, XD)

iván dijo...

Tinta, lápiz, olor a cuadernito... Si no fuera por esa gestión del tiempo también rescataría a mis "inseparables". Siempre los llevo encima y da gusto escribir en ellos cuando necesitas un medio más apto para los tachones y las reescrituras. Como cuando compones poesía, por ejemplo.

no comments dijo...

Me viene bien el siguiente texto que añadí a mi blog, espero que no te pase nunca lo que a este escritor:

"Érase una vez un escritor, que mojaba la pluma en el tintero de su corazón, empapaba la punta y con los ojos cerrados, acariciando el papel en blanco, se dejaba llevar, naciendo bellas estrofas, lindos poemas jamás imaginados.

Así, con su pluma, la misma desde hacía años, se había convertido en uno de los más grandes poetas del mundo.

Pero un día, con un folio en blanco delante, se dio cuenta de que el tintero se había secado. Su pluma ya no se humedecía de la tinta artística y era incapaz de completar ni una línea siquiera.

Se había petrificado."


Un saludo indio

Raúl dijo...

Llega el buen tiempo, y con el buen tiempo, el tiempo parece que concede un poco más de tiempo para hacer las cosas que en su día dejamos de hacer por falta de tiempo. Como escribir.
¿Cómo me ha quedado?.

Estilografic.blog dijo...

Enhorabuena pues por tu regreso al "universo bic". Ahora sólo te queda optar por el naranja, que escribe fino, o por el cristal, que escribe normal. ¿O ya no existe el naranja?

Espero que sea un verano muy fructífero y provechoso, cualquiera que sea el tipo de escritura pot ti elegido.

Belén dijo...

Olé!!!!

Que bien, la mancha ha vuelto!!!!

:)

Besicos

Wen dijo...

Pues yo que nunca había escrito a mano... casi siempre al ordenador, y últimamente escribo todo a mano.... por qué será? creo que porque estoy más calmada. Lo malo es que yo no me mancho muchas las manos, o no me fijo, lo que estoy dejando fino es el sofá de casa..... :S
Luego brindo por tu manchurrón... :)

Jovekovic dijo...

Yo también estoy volviendo a la manualidad, quiero decir para actividades literarias y no sólo sexuales. Y también me gusta el olor de los cuadernos, y de los libros de viejo. En fin, que soy el típico catalán degenerado.

leo dijo...

Qué sensación, Zurdillo, qué momentazo: volver a escribir después de un tiempo de parón. Ya sé que cada uno somos un mundo, pero a mí eso me produce tal felicidad que no puedo por menos que darte la enhorabuena.
¡¡Disfruta!!
Un besote.

Mita dijo...

Enhorabuena!
Besos

Raquel dijo...

Me gusta esa mancha de tinta!! Mucho.

Irreverens dijo...

¡Acabáramos! Osea, que el dedazo azulado que aparece en mi pantalla es de haberme dejado tu último comentario...

[¿Has probado con alcohol? En el dedo, en el dedo. No en el gaznate. Que hay que explicártelo todo, joé.]

:P

AdR dijo...

Y es que un escritor sin las manos manchadas (de tinta azul o negra)... no es un escritor.

Y esas caricias sobre el papel, y ese perfume a celulosa... mmmm...

Voy a por las moleskines :)

Abrazos.