8 de septiembre de 2008

No creen en el ser humano

Por si alguien lo duda, antes de que empecéis a leer esta entrada, aclaro que esto no es un alegato a favor ni del aborto, ni del divorcio, ni del suicidio asistido. Es algo todavía más simple.

Tras las declaraciones vertidas por miembros de la derecha (ya sean políticos o religiosos) después de anunciarse que se abre el periodo de estudio de la ley de plazos para el aborto, o su malestar por las medidas que desarrolla la ley de la memoria histórica, ahora atacan las posibles medidas en torno al suicidio asistido (o eutanasia, que no sé cómo se diría más correctamente a nivel médico-ético)
que anunció ayer Bernat Soria. Lo hacen con toda su carga de artillería no exenta de ese gracejo que les caracteriza. Pedro Jota llega a decir que si no será una “modalidad de regulación de empleo”. Ernesto González Pons (éste sí que es el rey del chascarrillo) va diciendo por las radios que “Zapatero gobierna para suicidas” o que el PP no está por la labor de liquidar al personal con cargo a la Seguridad Social.
Después de ver las reacciones del PP, tan aspaventeras casi como en tiempos no tan remotos pero sí más reaccionarios (y en cierto modo caducos), sólo llego a una conclusión:
Estos señores y señoras no creen en el ser humano.
Y digo que no creen en el ser humano (y aún menos en la mujer) porque se piensan que la gente aborta, se divorcia o decide morir como el que tira unos zapatos recién comprados a la basura porque ya no le gusta. Porque piensan en el efecto acción-reacción de la ley. Si algo se puede hacer, pues todos de una manera irresponsable nos lanzaremos a abortar, divorciarnos y suicidarnos. Y claro que habrá mujeres irresponsables que aborten a la ligera, y parejas que se divorcien sin pensarlo demasiado, y alguien querrá suicidarse en un momento malo de su vida (tendrá que ser malo a la fuerza si quiere suicidarse). No entraré a hacer un juicio maniqueo de esa ligereza, pero es que hasta estos casos es mejor que estén legislados, según mi modestísima opinión. Y al no creer en el ser humano caen en el mayor de los errores que para mí se pueden cometer: no trabajar desde el respeto y por la dignidad humana.
Y esta conclusión mía viene con estrambote, porque me parece que tampoco se fían mucho de sí mismos, de los suyos, ni de la fortaleza de sus propias convicciones, porque sólo hace falta recordar, por ejemplo, la vehemencia con la que atacaban la ley del divorcio y lo rápido que empezaron a hacer uso de esa ley. Dejaré de lado la literatura en la que se narra cómo las niñas del barrio de Salamanca abortaban en Londres durante los últimos años de la dictadura porque es sólo literatura. O no. La ley no obliga, sino que ampara a los que cumplan una serie de requisitos y quieran hacer uso de ella.
Ellos pueden afrontar la vida desde los parámetros que les imponga su fe. Pueden decidir vencer al demonio o dejarse conquistar por él cuando la vida les castigue con experiencias dolorosas que dejarán al desnudo la pura demagogia y les enfrentará con sus propias convicciones. No seré yo quien critique sus decisiones, más allá de que me puedan resultar tan hipócritas como humanas.
Sólo pido que respeten a los que carecemos de fe (o las que en un momento dado no les sirva para mucho), porque no carecemos de razón, pasión, responsabilidad, sensibilidad…
Sólo me gustaría que nos respetaran. Sólo me gustaría que dijeran abiertamente que no creen en el ser humano.
PD:
Como no busco la confrontación con nadie, sólo intento reflexionar lo menos torpemente de lo que soy capaz, esta vez no contestaré ningún comentario. Me limitaré a aprender de vuestras aportaciones, sean de la índole que sean.

24 comentarios:

JOAKO dijo...

Zurdo, creo que eres un maestro al denunciar una actitud cinica, los que dicen amar al hombre sobre todas las cosas en realidad no cren el él.
Yo en realidad creo que su visión de la vida en realidad es muy "artificial" y que necesitan defenderla del sentido común y del bien común en que esta democracia se esta convirtiendo, tan solo en algunos sentidos, no hay que tirar cohetes. educación para la ciudaneneia, ley del aborto, ley de reproducción asistida, investigación con celulas troncales (celulas madre),ley para regular el testamento vital, etc, todas estas leyes vienen con cierto retraso con respecto a nuestro entorno, o alguna como la de matrimonios del mismo sexo con adelanto (vanguardia en algo, eso si que es una novedad). Pero todas ellas tienen un solo denominador común, y es que dinamitan sus creencias más profundas,y claro vienen de un mundo en el que los dogmas no se dicuten, así que todas estas leyes son un ataque frontal a sus posiciones, no porque sean buenas o malas para los demas, si no porque hacen una sociedad donde estas y otras cuestiones pueden discutirse. He visto el temario de educación para la ciudadania, no hay absolutamente nada que pueda ser usado como prueva de cargo contra la asignatura y sus promotores, salvo el hecho de que ese tipo de educación ellos creen que les pertenece, sea impartido como sea impartido, esto es extensible a otras leyes y a la regulación de la sociedad que ellos quieren, o mejor dicho que no quieren.
Un abrazo zurdo.

Irreverens dijo...

¡Qué bien lo has dicho, Zurdo!

A mí estas reacciones de según quien me dan mucha pena porque está claro que proceden de personas con poca valentía para afrontar su vida cogiéndola por los cuernos.
Será que están tan adoctrinados por la Iglesia y por su partido, que ya perdieron la capacidad de decidir en un momento dado por sí mismos... O será que nunca tuvieron tal capacidad.

Pero como tú mismo dices, basta que se den de frente con la realidad en sus propias carnes, para que sean los primeros en hacer uso de tan terribles leyes... (¿O acaso los Papas mueren en agonía?)

Pena, penita, pena.

Vitote dijo...

Sinceramente, hoy en día todo el mundo carece de ideología, simplemente es anti-todo. Antiaborto, antieutanasia, antimadridista(dios como les odio)...

Pero en el fondo nadie se para a reflexionar realmente sobre la realidad( valga la rebuznancia). Y como uno cree que por información puede opinar sobre la realidad, pues opina.

-Aborto, las leyes de plazos españolas están manidas y remanidas, existe incluso una cláusula que permite el aborto en cualquier momento de la gestación bajo ciertas condiciones, cosa por la que la iglesia debería escandalizarse. Aborto es una palabra muy gorda. Antes de que el sistema nervioso se cierre por completo el embrión no es mucho más ser vivo que los huevos fritos de las tortillas francesas que suele cenar la gente que se posiciona en contra. Hay que readaptar los plazos, tampoco estoy de acuerdo con el aborto para todos, porque, si algo hay que ser muchas veces en esta vida, es responsable de los propios actos. Cada caso es un mundo.

-No reanimación, las medidas de no reanimación y para que no se tomen medidas extraordinarias existen en todos los países, y me parece comprensible que nadie quiera que se le mantenga en muerte cerebral o pegado a un respirador de por vida. Eso no quiere decir que nos vayamos a dedicar a desconectarle el respirador a todo quisqui. Eso sí, la decisión debe de ser tomada por el propio paciente, porque te sorprenderías de un par de casos que he podido ver.

-Eutanasia, para mí como persona me parece muy bien que cada uno decida que hacer con su vida, debería de ser responsable de sus actos y tener pleno derecho a decidir sobre su cuerpo. Pero como embrión de médico, cada vez que se habla de eutanasia muero un poco por dentro. Para nosotros lo más duro que hay es que un paciente pierda la esperanza, más que la propia muerte. Porque es nuestro motor, querría decir que hemos fracasado, que no hemos hecho todo lo que podíamos para ayudarle en su lucha. Por ello odio la eutanasia( ojo, nada que ver con la no reanimación, términos muy distintos).

Siento haberte dado la turra, pero después de tanto tiempo sin pasar por aquí, lo echaba de menos jeje.

Un abrazo, volveré más a menudo.

Beatriz Fernández dijo...

Lástima que este tema sea una especie de tema tabú que muy pocos se atreven a discutir.

Hay tantas personas como ideologías, y cada persona es libre (según la teoría...). Pero los (pocos) que tienen el poder se limitan a imponer sus ideas. Creen que así todo el mundo será como ellos.

Pero temas como la eutanasia, el aborto...nos afecta especialmente. ¿Por qué me va a tener que decir alguien a mí si debo vivir o no, si debo tener un hijo o no? Esa es sólo mi elección, puesto que es mi vida.

Buen post.

wen dijo...

Uf, qué pereza ....

Diego dijo...

No se que decirte, Zurdo, solo que deberíamos sentir verguenza (ya sea propia o ajena) por el tratamiento de temas así a base de consignas, simplificaciones o 'bromitas' de mal gusto.
Hace algun tiempo, no recuerdo quien, describía, con acierto, el estado actual del PP y de su entorno social e informativo, como una unión de cínicos y fanáticos. Con ambos caracteres me resulta imposible ni siguiera hablar de estos temas, ya que su discurso no se compone de razones sino de pretextos para llegar a sus mismos puntos de partida (es decir, para no llegar a ninguna parte). Solo me queda una duda: ¿Ante estas actitudes, que deberíamos hacer? y no encuentro ninguna respuesta que me satisfaga, a parte de cruzar los dedos y cantar como Sabina 'No permita la virgen que tengas poder sobre lagrimas, egos o haciendas...'.
Una abrazo Zurdo.

Belén dijo...

Hola Mariano,

Voy a intentar que no me salgan las letras rojas, porque es tu blog y me gusta mucho mucho ;)

Lo primero, me pone muy nerviosa la hipocresía, así en general, mas la hipocresía de algunos miembros de la política.

Las leyes, que yo sepa, vienen siempre después de una demanda de la sociedad, sea por acción o por escrito...

- El Aborto, señores, aquí casi todo el mundo conoce a alguien que ha abortado... de un color o del otro, lo que pasa es que en este país la ss no lo cubre si hay objeccion de conciencia, y muchos gines trabajan para la privada que oh cielos, si que hacen abortos, ademas de las clinicas que salen como setas en toda España, algunas de ellas sin personal facultativo... ah amigo, si hay que regular eso, hay que regular la ley del aborto para que se pueda hacer por la ss y así evitar estas historias...

2. Divorcio, anda, que aqui no me meto... el Cascos de qué partido es? porque su abogado debe ponerle velas como si fuea un santo...

3. Eutanasia, por supuesto que hay casos exagerados de gente que pide morir, y entiendo el dilema de los médicos, pero sin embargo, las peticiones aumentan... qué problema hay en crear una ley? asi como en las células madre y la investigación con tejidos clonados, hay que crear la ley para ver si se puede llevar adelante o no...

Como si ellos no lo practicaran, anda que...

Besicos

Jovekovic dijo...

La derecha sólo actúa la dictado de la Iglesia que tradicionalmente le ha proporcionado munición ideológica para justificar su acitud de tradicional desprecio por la dignidad y la libertad de los que considera inferiores - es decir, todos los que no son de los suyos-.
Suscribo letra por letra tu comentario y te digo que hemos de aliviarnos ante estas cosas, porque nos indican claramente que con ellos no valen las medias tintas. Por lo tanto, haría bien Zapatero en dejarse de zarandajas y dar impulso definitivo a todas las leyes que colocaran a España de una vez entre las naciones avanzadas.
Podría añadir alguna cosa más, pero no quiero convertir esto en un post.
Salud y República!

princesadehojalata dijo...

El texto me parece brillante, sólo me sale darte las gracias. Es terrible que anulen lo mejor del ser humano, su libertad para elegir como quiere vivir, porque morir es también una parte de la vida.
La diferencia fundamental entre los términos eutanasia y suicidio asistido es que en la eutanasia se habla de una persona con una enfermedad incurable a la cual se administra a petición del enfermo una medicación que le ocasione la muerte (le adelanta la muerte) o bien se le deja de tratar una complicación aguda que precipita su muerte y en cambio el suicidio asistido supone un asesoramiento para personas que se quieran suicidar, sin que tengan que ser personas con enfermedades orgánicas, es decir, que son personas fisicamente sanas. En general yo creo que se habla de eutanasia, lo del suicidio asistido es demasiado escandaloso todavía...

Alena.Collar dijo...

Yo simplemente subscribo lo que dices, Mariano.¿ Dónde hay que firmar?...
Besos/azos zurdísimos.

wen dijo...

Para que le eches un ojo.... y más que nada por esperanza

http://www.publico.es/espana/149280/catolicos/laico

c.o.v. dijo...

Es que es más simple que todo eso: ni creen ni dejan de creer en Dios o el ser humano, sólo creen en San Marketing, que es quien, a base de poses y slogans, les puede conseguir lo único que anelan: El Paraíso Monclovita, o en su defecto, el Santo Sillón de todos los Poderes, lugar donde sólo se aposentan duraderamente culos sin escrúpulos y con las ambiciones claras.

Por cierto, Mariano.

Que besos.

soto dijo...

Hola Mariano:
Suscribo de punta a rabo tu escrito.Lo que me tiene indignado es el comentario del"tal Pons" desde ayer ,no me lo puedo creer,no tiene verguenza,y,eran poca y pario la abuela."ElRamirez" con la regulacion de empleo,pero bueno,esto no puede seguir asi,todo vale.!Menuda legislatura queda!.Yo lo que no puedo comprender ,es que Zapatero le conceda entrevistas a J.Ramirez,de verdad no alcanzo a comprenderlo.

soto dijo...

Hola Mariano:
Suscribo de punta a rabo tu escrito.Lo que me tiene indignado es el comentario del"tal Pons" desde ayer ,no me lo puedo creer,no tiene verguenza,y,eran poca y pario la abuela."ElRamirez" con la regulacion de empleo,pero bueno,esto no puede seguir asi,todo vale.!Menuda legislatura queda!.Yo lo que no puedo comprender ,es que Zapatero le conceda entrevistas a J.Ramirez,de verdad no alcanzo a comprenderlo.

soto dijo...

Hola Mariano:
Suscribo de punta a rabo tu escrito.Lo que me tiene indignado es el comentario del"tal Pons" desde ayer ,no me lo puedo creer,no tiene verguenza,y,eran poca y pario la abuela."ElRamirez" con la regulacion de empleo,pero bueno,esto no puede seguir asi,todo vale.!Menuda legislatura queda!.Yo lo que no puedo comprender ,es que Zapatero le conceda entrevistas a J.Ramirez,de verdad no alcanzo a comprenderlo.

Breo Tosar dijo...

El drama del aborto hay que verlo desde el prisma de la madre, que se queda destrozada por perder a su propio hijo. En esta sociedad de capitalismo salvaje, el aborto no deja de ser un gran negocio de carniceros. Estos son los que realmente no creen en el ser humano. Interrumpir el embarazo es esto:

http://sunsi-pensardeoficio.blogspot.com/2008/09/interrumpir-un-embarazo-es-esto.html

Luna Carmesi dijo...

Es preocupante lo que algunos se preocupan por los supuestos pecados de los demás...

ufff... Y esto no ha hecho mas que empezar...

Besico!

Raquel dijo...

Digo lo mismo que Joako, que eres un maestro al denunciar esto y creo que tienes toda la razón.
El viernes pasado, el ataque al aborto desde el Vaticano parece que llegó a las noticias de aquí y más de una persona me lo comentó. Me quedé pensando en esa necesidad que tienen algunos de imponer siempre sus decisiones, esa necesidad de que el mundo funcione según sus patrones. Lo que no entiendo es cómo no les llega lo que tú dices, el "trabajar desde el respeto y por la dignidad humana".
Aún nos queda mucho por hacer para conseguir eso.
Un abrazo

La interrogación dijo...

Hoy mismo oía a la kiosquera: ahora las niñas irán como locas a abortar.
Vaya filosofía. Para empezar las primeras que abortaron, cuando todavía estaba prohibido eran las niñas bien que se iban a Londres a abortar, esas que, probablemente ahora se echan las manos a la cabeza.
La derecha, como siempre, tan hipócrita, cínica y "aparentosa" (vaya invento de palabra)

mgqseaml dijo...

Mi opinión sobre esto ya la sabes:

Creo que cualquiera tiene derecho a querer vivir o no y los demás no pueden juzgar los motivos porque esos, sólo lo padeces tú.

En cuanto a lo del divorcio...no creo en el matrimonio, así que no sería necesario, pero como este mundo es imperfecto, tampoco nos tiene que decir nadie cuánto tiempo debemos estar con alguien.

En cuanto a lo del aborto, creo que la mejor solución es tener la cabeza sobre los hombros, hoy en día una no se queda embarazada si no quiere.

Creo que las leyes no deberían complicar la vida, sino simplificarla y sobre todo proteger a los más débiles.

No me enrrollo más Zurdo, tqm. Besos

Shangri-la dijo...

Hola. Informamos que se puede descargar el último número de nuestra revista sobre literatura y cine en:

http://shangrilatextosaparte.blogspot.com/2008/09/shangri-la-n-6-mayo-agosto-2008.html

Un saludo.

Wilde dijo...

Yo es que de la derecha paso desde hace años, desde que no gobiernan vaya, me es indiferente lo que digan o dejen de decir, por tanto, mientras sigan en la oposición, que es donde deben de estar, poco tengo que criticarles, me dan igual vaya.

La izquierda que nos gobierna me parece chapucera y extraña.

Y con respecto a lo que comentas en tu entrada, que yo sepa, tanto el aborto como la eutanasia siguen siendo igual de ilegales que siempre, por tanto, no sé que es lo que ha aportado la izquierda a estos temas a no ser apoyo social de cara a la galeria y matizando ciertos casos nad más. Pero esa historia sigue siendo una mierda, o todos o ninguno, eso si es ser de iquierdas.

Salud!

JOAKO dijo...

Zurdo, mira aquí :
http://elzo-meridianos.blogspot.com/2008/09/osos-polares-de-colores.html
Resulta que todos los osos polares son zurdos.

Fraisamuel dijo...

"Zurdo", vaya blog que tienes montado, con fieles seguidores. Me parece que cojeáis todos del mismo pie y eso enriquece poco las mentes. Va a ser verdad que fuiste a un cole de curas "rojos". Yo fui al mismo cole y a la misma clase tantos años como tú y no me di cuenta de que fueran rojos. Isidro Moreno sí, pero no era cura.
Lo importante para opinar creo que es tener ideas propias y, como dice alguno de tus seguidores, hay tantas ideologías como personas. El problema es que sólo conocemos del mundo lo que nos quieren contar y dependiendo de quién te lo cuente y de lo que te lo creas, forjarás una opinión u otra. Por eso yo no creo a ninguno (me refiero a políticos y medios de comunicación en general).
Y centrado en el tema del día añadiré a lo dicho que el problema radica en qué es "ser humano", quién es ser humano y quién no. ¿Depender de otros para vivir te despoja de la dignidad humana y del derecho a la vida?. Como en casi todas las cuestiones el problema está en dónde establecer los límites.