28 de marzo de 2008

Mi vida después de las tres de la tarde

Hoy cierro una etapa. Otra más. Nunca he tenido miedo a cambiar si considero que es para mejor, aunque muchas veces haya sido para peor. Bueno, miedo sí que siento porque soy algo cobardica, pero no un miedo paralizante, no ese tipo de miedo que te prohíbe ser valiente en momentos puntuales, no ese miedo que te presenta a sus primas, la prudencia, la rutina y la estabilidad como las mejores compañeras de viaje para el resto de la vida.
Soy un tipo prudente, que conste: he hecho muy pocas locuras en la vida, aunque es algo tan subjetivo que para algunos amigos míos soy todo un aventurero y para otros un auténtico seta.
No me molesta en exceso la rutina, siempre que no sean otros los que me impongan la agenda diaria. Es más, para escribir la necesito.
La estabilidad es un término confuso para mí. No la he buscado nunca, no es un valor para mí si no viene acompañada de algo más. Ese algo más me cuesta definirlo tanto que no lo voy a intentar, al menos hoy. Paradójicamente, soy un tipo emocionalmente estable, lo que me permite vivir en cierto desequilibrio sin llegar a caerme (o levantándome sin demasiados aspavientos). Crecí en un ambiente libre que me despojaba de la obligación de ir quemando las etapas por orden. Curiosamente casi todos mis amigos, que crecieron en el mismo ambiente, han decidido ir quemando esas etapas y en ese orden. No son más infelices ni más felices que yo por ello. Durante años nos mirábamos con extrañeza (“quiero ser escritor” provocó más de un estrabismo y más de una sonrisa irónica). Quizás nos costaba reconocernos tan cerca; tan lejos. Ahora, nos miramos con admiración mutua (estoy hablando de amigos de verdad, de verdaderos hermanos) y con un respeto y un cariño que se me hacen imprescindibles cada día que pasa. Acabo de hablar con uno de ellos, con mi hermanito pequeño. Es sabio y me ha dicho, “Marianito, eres un afortunado por poder elegir tu futuro”. Y así me siento.
Como decía, que soy un divagador nato e incorregible, eso ya lo sabéis porque he dado buenas muestras de ello, hoy cierro una etapa más. Tuve una racha que cada vez que tomaba una decisión de este tipo la cagaba (perdón por el recurso escatológico, pero a veces, sólo a veces, buscar palabras es una pérdida de tiempo). Afortunadamente, mis últimos pasos, los de los últimos tres años, están siendo una sucesión de aciertos que espero que no se trunquen, aunque sé que lo harán (y lo digo desde el optimismo más sincero).
Hoy dejo mi trabajo. Abandono la estabilidad de una nómina puntual, la rutina de los trayectos y los horarios, la comodidad de los automatismos y la familiaridad de los lugares y las personas. Echaré de menos a los compañeros, claro está, pero sin exageraciones. Me llevo tres magníficos amigos (y un cuarto que ya está fuera) con los que no voy a perder el contacto, sobre todo dos a los que no me los quito de encima ni con agua caliente (juas juas).
Cambio de oficina y me voy a varias con más luz. Cambio de horarios y volveré a escribir a esas horas a las que últimamente dormía. Cambio de jefes a uno mucho más que duro, exigente, intransigente y cabezota, que soy yo mismo.
Del futuro, que empezará hoy mismo a las 15 horas, ya hablaré largo y tendido (lo siento por vosotros, glub). Lo único que anticipo es que me embarco es una aventura fascinante, tan bonita como compleja. Voy a cumplir unos cuantos sueños y eso da vértigo. Soñar ya en sí tiene miga, pero afrontar los sueños es inenarrable. De momento no diré más que mi vida se va a centrar en los libros: voy a escribirlos, voy a corregirlos, voy a leerlos y voy a venderlos. O no.
Son las 11:28 del día 28 de marzo y escribo mi última entrada desde el zulo.

40 comentarios:

Belén dijo...

Mariano, llevo un rato leyendo y no se que decir...

Yo en el año 2004 lo hice, me fui de un horario y un jefe a vivir mi propia experiencia en la vida, en mi gremio... decidí o trabajar para la pública o tener mi consulta, para no aburrirme, mas que nada.

Hay días en los que me caigo de cansancio, hay otros mas relajados, hay otros que no hago nada, y te agobias pero sabes? lo que hago lo hago por mi misma, sin mas.

Y se qué es ese vértigo, y eso lo tienen los valientes de verdad, los temerarios no lo sienten y no calibran, los valientes lo superan, como lo harás tu.

Enhorabuena valiente! aunque esté a 400 km que sepas que estoy a tu lado, y por un cocido yo hago hasta obras de gotelé :P

Besicos

Idea dijo...

"Fuera locura pero hoy lo haría (...)" decía Liber Falco
Felicitaciones Mariano, se te lee feliz que no es poco, lo demás seguro será tan incierto como sorprendente.

Irreverens dijo...

Mariano, tengo la piel de gallina, los ojos encharcados Y una sensación de júbilo tremenda subiéndoseme por el esternón.
:D

Que te deseo lo mejor de lo mejor. Sobre todo, que disfrutes. Y que, si te sigue dando buen rollo, nos lo cuentes aquí, como siempre.

Cómo me alegro por ti, carajo. Hasta parece que te conozca de verdad.
¡¡Venga, ese abrazo, Zurdito mío!!

¡¡AY!!
:)))))))

Rodros dijo...

Mariano, donde vayas allí estaremos.
Enhorabuena por tu decisión. No por que sea ni buena ni mala sino porque es tuya... y libre.

Muchos abrazos, majo.

Belén dijo...

Ah, pero no lo conocemos de verdad Irre? coño...

Irreverens dijo...

Es un decir, Belén, es un decir...
:)
Si creo que os conozco más a algunos de vosotros que a la mayoría de personas con las que trato últimamente.

mexileña dijo...

Zurdo, joder, que se me ha encogido el corazón. Lo mismo tengo que salir corriendo al baño, y no precisamente para eyacular, como otros...
Tengo un sentimiento algo contradictorio, pero de felicidad absoluta por ti (y por ende, por mí...).
No tengo ninguna duda de que te va a ir muy bien, y yo estaré ahí, por suerte.
En el fondo, tenemos que darle las gracias al zulo...
Muchos besos y lo celebramos ahoritita...

JOAKO dijo...

En fin mariano, creo que en parte se como te sientes, como sabes(sabeis) acabo de cambiar yo también de trabajo, y esa sensación de nuevo, de vertigo, de querer ordenarte de nuevo, buscar las nuevas rutinas y los nuevos estados, de animo y de los otros,sensaciones que son buenas porque las hemos buscado y encontrado.
ANIMO Y MUCHA SUERTE

Estilografic.blog dijo...

Qué envidia me das (sana, sana, culito de rana, la envidia, eso sí). Llevo yo meses queriendo cerrar una etapa y abrir otra nueva en la que poder cumplir sueños pero no lo consigo.

Te deseo toda la suerte del mundo y te mando un fuerte abrazo, no virtual, sino de los de verdad.

Mújol dijo...

"La última entrada desde el zulo". Casi se me saltan las lágrimas, pero de alegría. Que lo sepa todo el mundo, yo soy el amigo que ya está fuera. El amigo del zurdo. Y el que acuñó (o trajo a España) la expresión del zulo. Esa mierda de oficina de esa mierda de empresa en la que, al menos tú y yo, no estaremos nunca más. Brindo por ti, por vosotros -aún quedan otros dentro-, y por vuestro proyecto. Por el proyecto. Con dos cojones.

Clandestino dijo...

Bravo!!!
Bravo!!!

Coño, lo siento, es que no me sale nada más. Bueno sí, pero tampoco es plan, no? Que como me ponga me sale una novela.

Hoy me voy a tomar una cerveza a tu salud. Para que veas. Y otra a la mía. Y otra a la de Mújol. Y otra a la de Mexileña, y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra.

Carlos Añejo dijo...

Mucha suerte, Zurdo. Te la mereces.

Un abrazo.

Irreverens dijo...

Mariano: ¡¡¡YA ERES LIBRE (desde hace exactamente 25 minutejos!!!
:D

Jo, qué emoción.
:)

Escriptorum54 dijo...

Mariano. ¡olé!
Eso es tener narices y otras cosas en su sitio preciso.

Lo leía y no lo creía, pero sí, es cierto. Y me alegro. Me alegro mucho por ti. Por tu valentía.

Endavant, nano!

Un abrazo, o varios, o muchos

maite dijo...

otra que se alegra enormemente, un abrazo!!!

La mujer justa dijo...

qué valiente eres, mariano. muchísima suerte!

Alize dijo...

Mucha suerte Mariano.
Que no te de miedo, ¿ein?
Besicos de limón

hombredebarro dijo...

Bueno, ya veo que eres el tío que coge al toro por los cuernos. Yo por si acaso no le suelto el rabo. Saludos, y como todos te dicen: ánimo y mucha suerte.

c.o.v. dijo...

Pues para el pasado un buen recuerdo, y para el futuro mucha mierda.

Besos, Mariano, te deseo un millón de ideas.

wen dijo...

Eres un valiente Mariano.
Toda la suerte del mundo y un abrazote enorme.

Jovekovic dijo...

Suerte Zurdo, con dos cojones!

Wilde dijo...

¿Vivir en desequilibrio sin llegar a caerte? Eso compañero Mariano es arte!

leo dijo...

Mucha suerte, Mariano.
Empezar una nueva etapa es algo maravilloso: seguro que te depara cosas buenas.
Ya nos irás contando.
Besotesssssssssss.

Raquel dijo...

Te leo sin miedo desde el comienzo de tu entrada. Casi me estoy imaginando lo que dices. ¿Será? Me pregunto. Y lo es. Una claridad me recorre, algo en lo que siento una ráfaga de felicidad: la renovación, el regalarte algo para ti, el riesgo. Te doy la enhorabuena por todo lo que significa, valiente. Y un abrazo muy grande.
Todo lo mejor

Pluskys dijo...

Suerte Mariano, sea lo que sea seguro que te irá de puta madre (por no buscar otras palabras...).

Aquí estaremos para prestarte un poco de energías (de pasta nada que la crisis inmobiliaria me está jodiendo XDDD)

Un abrazo.

mgqseaml dijo...

¿Y porqué te va todo bien desde hace tres años más o menos eh? Porque eso se te ha pasado contarlo, jaja.
Ya sabes como soy yo respecto a ciertas cosas y que jamás afrontaría algunos riesgos que afrontas tú pero no me da miedo porque se que saldrás adelante.
No todos los sueños se cumplen pero cuando se tiene claro siempre hay que luchar por ellos.
Que te quiero. Muaksss
p.c.: de lo de cagarla no voy a decir nada...

Luna Carmesi dijo...

Tu voluntad esta dando forma a tu destino. Felicidades y suerte!!

Besote!

Expediente X dijo...

Oye, Mariano, como me sueña lo de la rutina, los compañer@s, pareciera mi autobiografía. Lo que me falta es dar el salto que tú has dado, y estoy deseando darlo, será cuestión de días o meses. Yo te deseo suerte con tu nuevo Expediente X, je, je. Ojalá pronto yo de ese gran paso que tú acabas de dar, y que la suerte nos acompañe. Hasta pronto, Mariano.

Enrique Páez dijo...

Mariano: Te va a ir de puta madre (te lo dice alguien que se lanzó a la escritura sin paracaídas hace quince años, y que sigue sin arrepentirse). Escribir y vivir solo se puede hacer así: a puñetazos. Un abrazo, hermano.

Alfman dijo...

pues buen vuelo amigo, buen vuelo...

James Joyce dijo...

Ole tus huevos Mariano, a ver si te sale todo bien y lo celebramos con unas cervezas virtuales de esas que nos sueles dejar en la nevera.

Un abrazurdo!

Mariano Zurdo dijo...

A TODOS Y TODAS, muchísimas gracias a todos por los ánimos. Ya os seguiré contando la aventura poco a poco y ya me diréis si os sigo pareciendo un valiento o simplemente un loco, jajajajaja
Besitos/azos y se agradece sinceramente el aliento.

JOAKO dijo...

¡UN VALIENTE MARIANO!

Breo Tosar dijo...

¡Enhorabuena y suerte!

Iria dijo...

Mariano, valiente o loco…que más da, lo que si tengo claro es que la inteligencia humana es la capacidad de hacer sin quedarse en el decir y tú ya lo has hecho.
Muchísima suerte, que la vas a tener y enhorabuena.
Besazos, valiente.

Iván dijo...

Llego un poco tarde pero llego...
Admiro tu decisión, Mariano. No es nada fácil. Y no creo que sea una decisión sin pensar. Se nota que lo tienes todo calculado. Todo menos el resultado. Aunque si fuera así, ¿que aliciente tendría la vida?. A mí me gustaría dar ese mismo paso y dedicarme a lo que de verdad me gusta. Quizá algún día lo haga. De momento hoy me he quedado sin trabajo. No por voluntad propia pero el resultado ha sido el mismo. ¿Debería dedicarme a perseguir sueños o a sentar la cabeza sobre lo almohada? De momento será una mezcla entre ambas. Hasta que encuentre mi cazamariposas (o atrapasueños). El mismo que encontraste tú.
Un abrazo muy fuerte!!

Diego dijo...

¿Cobardica dices? chaval, no me toques los ...... que todos sabemos que un cambio así requiere reunir mucho valor (por no hablar del agravio comparativo con los que estamos muy tranquilitos con nuestra nómina, rutinas, etc). Pero tranquilo porque si estás siguiendo lo que anhelas seguro que no te equivocas en tu decisión, con independencia de que salga mejor o peor. Te seguiremos de cerca (aunque no demasiado, que corra el aire).

princesadehojalata dijo...

Me ha alegrado mucho, pero mucho mucho, leer esto. Te deso muchísima suerte. Talento y ganas ya las tienes. Te seguiré de cerca.
Besos!!

illeR dijo...

Enhorabuena por el valor de la decision!! Ojala salga todo como esta planeado en tu mente y/o corazon!! Sabes que te deseo lo mejor para esta nueva etapa! Un beso!

Ana dijo...

Buena suerte y mejor energía para esta nueva etapa Mariano. Te deseo lo mejor y que sigas contándonos.
Empezar a vivir sueños largamente esperados y deseados da mucho miedo. Yo también estoy en ello y aún no me lo acabo de creer.
Un enorme abrazo