24 de marzo de 2011

Y en ese momento estornudé

Esta entrada no es la certificación de que mi alergia ya ha hecho acto de presencia (es más, este año se ha adelantado a la primavera por bastante). "Y en ese momento estornudé" era la frase propuesta por Carlos Salem en el concurso de improvisación de la Jam Session de microficción que se celebra todos los miércoles en Los diablos Azules (C/Apodaca, 6, Madrid). Y tuve la fortuna de ganar. Y me hace especial ilusión porque es alucinante lo que la gente es capaz de escribir en apenas diez minutos. Hay mucho talento en los bares... Allá va:

-Sí, quiero –dijo ella arrebolada.
El cura orientó el micrófono hacia mí y me inquirió a que yo repitiera lo mismo. Y en ese momento estornudé, imitando a Pepepótamo y su estornudo hipohuracanado.
El estornudo, amplificado por el micro sacerdotal, hizo que las pamelas y las pajaritas de la última fila se bambolearan como un campo de trigo en plena ventisca castellana. El cura, por salir del paso, aceptó el estornudo como un sí quiero y continuó con la ceremonia.
Nadie recuerda ya la escena, pero mi primo Gumersindo la grabó con su móvil de última generación.
Hoy, cinco años después y profundamente arrepentido, he escrito al Papa de Roma con la esperanza de que ese estornudo grabado sea más que suficiente para concederme la nulidad matrimonial.

14 comentarios:

Irreverens dijo...

Lo tuyo con los curas y la santa madre iglesia es profundo, ¿eh?
:P

Me ha encantado y encima has hecho que rescatara de mis recuerdos infantiles el estornudo hipohuracanado de Pepepótamo. ¡Cómo molas!
XD

Y esta frase me ha gustado especialmente: "hizo que las pamelas y las pajaritas de la última fila se bambolearan como un campo de trigo en plena ventisca castellana."
:D

Besazos

Irreverens dijo...

Por cierto, contra la alergia, a mí me fue de maravilla dejar de tomar leche, yogures y similares. Sólo como quesos y, a ser posible, de oveja y/o cabra.
Mano de santo, oiga.
:)

alfman dijo...

jejeje, no es de extrañar que ganaras, el premio y quizá la excomunión, alto honor sería para un santo varón...
un abrazo

leo dijo...

Jejeje. A saber qué escribirás después del vino...
:-)

Mita dijo...

Cómo me gustaría a mí ir a una de esas movidillas de la Jam Session...
A ti lo que te pasa es que le tienes alergia al matrimonio (con razón, con razón...:)
Besos

Paula dijo...

Muy bueno!

Un abrazo.

Carlos Añejo dijo...

Sí, has ganado, pero vas a ir al Infierno.

Wen dijo...

Menudo mueble bar más majo te vas a hacer con esto de los microrelatos...con ese aliciente me animaba a intentarlo hasta yo! XD

Odiseo de Saturnalia dijo...

Hay alergias que matan...

¡Atchissssssssssssss!...

Argggggg...

Belén dijo...

Yo lo que si que me gustaría es que organizara uno un sábado jopetas... no ahora que no puedo que toy liada, pero para junio o así... es que quiero ir...

Besicos

Miguel Baquero dijo...

Enhorabuena, Mariano, el relato es muy bueno y tú estás hecho ya todo un fenómeno del microrrelato bajo techo.

Anónimo dijo...

La verdá es que el relato es bueno,pero los comentarios aportan poco o nada.
No necesitas que te digan que sos "superfragilistico" escribiendo, ochenta y ocho veces por post ,porque eso te volverá cómodo y te olvidarás de que en la escritura para crecer hay que estar en continuo movimiento .
Allez, Allez !..
Vos podés hacerlo más mejor.

Juanjo dijo...

Vale, sin ninguna duda. Aunque seguro que hay que pagar un canon. Para eso existe el derecho canónico, ¿no?

Pablo Vázquez Pérez dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=SAuBzb2NwfM

Pepe Pótamo