9 de julio de 2008

Mi vecina de abajo

Mi vecina de abajo sería un reto interesante para cualquier fisonomista. En su cara se mezclan desordenadamente expresiones de miedo, de enfado, de desconfianza, de tristeza. A veces, me ha parecido ver atisbos de odio, quizás producto o causa del miedo, del enfado, de la desconfianza, de la tristeza…

Mi vecina de abajo tiene el record mundial homologado de entrar en su casa abriendo la puerta con el mínimo ángulo a la mayor velocidad posible. Se escurre, desaparece, sobre todo si alguien coincide en el rellano de la escalera. Se encierra en su fortín y no deja que nadie vea ni el color de las paredes del recibidor. Lo malo es que, lo hace tan deprisa, que tampoco entra aire fresco ni sale el rancio de su casa.

Mi vecina de abajo masculla saludos. Los tienes que intuir. Leves gestos y un movimiento de labios mínimo que algo de aire moverán, aunque tengo mis dudas.

Mi vecina siempre lleva más ropa que el resto. En verano, manga larga. En invierno, parece una cebolla coronada por un gorro y atada por varias vueltas de bufanda.

No sé por qué os hablo de mi vecina, pero es que anoche, al volver de trabajar me la encontré en el portal. Esquivó mi mirada pero pude ver todas sus expresiones apelotonadas en sus ojos. Intuí un buenas noches que concluyó con un portazo. No me dio tiempo a ver que había abierto la puerta de su casa cuando ya la había cerrado. Y me dejó un estado de ánimo sombrío durante unos minutos, pocos, pero los suficientes para que me acordara de la madre que parió a mi empatía.

20 comentarios:

Estilografic.blog dijo...

Como a tu vecina de abajo
le dé por leer tu entrada,
una de dos:
O te ensucia la colada
o te la manda al carajo
¡Vayapordios!

Irreverens dijo...

Pues yo te comprendo. Es una pobre mujer. Eso está claro. Y es que lo triste no es vivir a solas, sino estar completamente solo y encerrado en uno mismo.
:(

[Por cierto, has escrito: "No sé por qué os abro de mi vecina"... jeje. Es que me ha hecho gracia. Pues ciérrala, ciérrala.]
:-P

wen dijo...

Pobre mujer. Si fuera mi vecina igual un día me armaba de valor y la invitaba a un café o un té o lo que fuera... Aunque a mi para estas cosas me cuesta encontrar valor...

Mita dijo...

Mariano, puedes regalarle tu libro y una flor :)

Belén dijo...

Pues abramos a tu vecina! jajaj a;)

Yo que quieres que te diga, me has recordado a una vecina que tengo super miedosa también, que lo que hace es ir corriendo, una noche estaba con mis botas camperas y joder, que susto le di jajajajajaj

besicos

mexileña dijo...

Me da que tu empatía se parece a la mía, o al revés. Suelo acordarme de su madre –de la madre de mi empatía- de vez en cuando también.
Ay mi zurdo…

geminisdespechada dijo...

no tengo muy claro eso de la empatía.. es que te sientes igual que ella? lo voy a buscar..

empatía.



1. f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.


ah, vale, pues a mí no me pasa eso, lo mío será simpatía..

5. f. Fís. Relación entre dos cuerpos o sistemas por la que la acción de uno induce el mismo comportamiento en el otro.

pues tampoco...

en fin, pobre vecina, yo le tiraría unos calzoncillos a la cuerda de tender o algo xDDD

JOAKO dijo...

Me apunto a lo del libro y la flor, quién sabe tal vez no es tan esquiva, acuerdaté del cuento de Wilde "el gigante egoista".

mgqseaml dijo...

En lugar de hablar de tu vecina podrías haber hablado de Zapatero, del Papa, de tu vecina de arriba o de tu novia...jajaja
Besitos zurdos

mgqseaml dijo...

Por cierto, ahora que lo pienso, yo no tengo vecina de abajo, ni vecino...ni enfrente...y el de arriba como si no estuviera...al final va a resultar que vivo en un chalet!
Más besos, esta vez diestros(para la otra mejilla...)

Alfman dijo...

pues yo creo que es una agente secreto que se escabulle entre la sombras y es capaz de transformar su rostro a su antojo... o espera espera a lo mejor... no... no... definitivamente no... creo que lo mejor que puedes hacer es lo de los calzoncillos e incluso podrias escribrile algo en ellos!! no sé una nota de amistad o algo...

Raquel dijo...

Pobrecilla esa vecina de abajo. Siempre me da un poco de pena pensar en personas así. ¿Y si la invitaras a algo realmente extravagante? ¿Cómo sería?

maite dijo...

lo primero que me ha venido a la mente es la entrada de Jovekovic, "Irse".

Luna Carmesi dijo...

Tu vecina de abajo... Es un pelín inquietante!!
:-O

;-)

Besos!

leo dijo...

Lo mismo tiene emparedados en el salón a varios de sus vecinos de arriba...
Lo cerca que vivimos unos de otros y lo poco que nos conocemos. Es una pena.
Besos.

Jovekovic dijo...

Creo deberías escribir algo, yo no tengo vecinos inquietantes, pero tengo vecinos ( muy) imbéciles, no servirían para una novela. Lamentablemente.

Jovekovic dijo...

Petonets/assos.

xerxes dijo...

Tengo la sensación de haber vivido tu historia en alguna peli de rancio celuloide y atmósfera asfixiante.
Cómo me gustaria hacer una barbacoa en el rellano de la escalera con tu vecina, el portero y el mayordomo sin preguntar la procedencia de la carne a la parrilla.

Expediente X dijo...

Quien no tiene una vecina así,
yo creo que sí, será una de abajo o de arriba, seguro, o quien sabe si en mi planta, tan rápida, tan esquiva, tan... como describes tan bien, Mariano Zurdo, a saber, yo creo que es un nuevo Expediente X, je, je.

Alize dijo...

Curiosos seres, los vecinos.
Besicos de limón