24 de noviembre de 2010

Microrrelato nº8

(Como me ocurre muy a menudo, no sé si esto ya lo he leído o me lo he inventado. En caso de plagio, vayan de antemano mis disculpas.)

Desde que pasó lo que pasó, decidió que su único objetivo era el suicidio. Ahora bien, tenía claro que tenía que conseguirlo sin que nadie supiera que se había suicidado. No deseaba que ningún ser querido llevara esa tristeza añadida tras su fallecimiento. Cualquier alternativa que levantara sospechas sobre una aparente muerte natural o un lamentable accidente sería descartada.
Tardó décadas, pero una vez encontró la solución, no cejó hasta ganarse el prestigio necesario; la coartada perfecta.
A nadie extrañó que fallara ese mortal sobre el alambre a cuarenta metros de altura, con los ojos tapados y sin red a pesar de ser considerado el mejor funambulista del mundo, aunque sí que surgieron dudas tiempo atrás entre los más allegados ante su repentino amor al circo recién cumplidos los sesenta.

15 comentarios:

mindinmungui dijo...

Pues usted dirá lo que quiera, pero a mí me ha encantado, y he sonreido, cosa bien rara estos días.
Un abrazote,

Wen dijo...

Jajajajajaja Mariano, no sé si reirme o llorar, eh? Estaba leyendo compungida y con la última frase casi me partode risa :D

Mita dijo...

Suicidarse es pecado!!
Te voy pedir una beca para que vayas un semestre a estudiar a la Universidad de Navarra.
"hombrepordió"...:)))

Odiseo de Saturnalia dijo...

JAJAJAJA... pues como atrasen la jubilación, nos vamos a suicidar más de uno. (no tiene nada que ver, pero me has dado una idea, jajaja)

Miguel Baquero dijo...

Je je je, me ha gustado. Era un suicida tenaz, que es lo mejor que puede ser un suicida

Elèna Casero dijo...

jajajajaja... pues me ha encantado, señor Mariano.

No nos des ideas, o tendrás que cobrarlas.

Un besazo

alfman dijo...

jeje muuuy bueno...
abrazo...

catheirne dijo...

Sí, muy bueno.
Quizás realizó dos sueños: ser un excelente funambulista Y suicidarse.

Belén dijo...

NO creo que lo hayas plagiado... a mi me gusta y me recuerda al funambulista que pasó de un lado a otro de las torres gemelas...

Besicos

Mariano Zurdo dijo...

De verdad... ¡vaya lectores que tengo! Ale, todos descojonados ante un suicida, jajajajajaja
Me alegro de que os guste.
Besitos/azos.

Isolda dijo...

Es que es genial, Mariano. Como dice Catherine, encima consigue ser un buen funambulista a los sesenta y además su objetivo,
¿Qué quieres que hagamos, llorar? Pues no, hijo no, reirnos.
Besos, macrobesos.

jairo F.Quindós dijo...

Mariano wenisimo este suicidio, la verdad que como bien se dice, nunca es tarde si la dicha es buena, en este caso suicida más bien.
Un abrazo desde mis mundos

Paula dijo...

Si es que matarse cuesta mucho trabajo, casi más que vivir... :)

Un saludo!

Paula

El murmullo de las cucarachas dijo...

A robar ...

A robar...

pa la RAdio copyleft!!!

http://radio-copyleft.blogspot.com/2010/11/radio-copyleft-49.html

o aqui...

http://elmurmullodelascucarachas.blogspot.com/2010/11/radio-copyleft-49-fluyendo-forever.html

Que rico...ñam..ñam!!!!

Jesús Garrido dijo...

uno más. excelente.