16 de agosto de 2010

¿De vuelta?

Me hallo sentado entre libros.
Muchos.
No sé si estoy en una biblioteca, en una librería o en una casa de un lector empedernido.

Hay una caja registradora ante mí, así que se reducen las posibilidades.
Ahora sólo tengo que saber qué demonios hago aquí.
El caso es que todo me resulta terriblemente familiar…

9 comentarios:

Alena. Collar dijo...

Es curioso...
Es curioso que, esté yo donde esté, si pienso que tú estás en Madrid, tengo la sensación de que mi pequeño mundo entrañable y familiar está en orden.
Me pasa con muy poca gente, pero me pasa. No te rías, por fa; es como...como sentir que las piezas que componen mi propio puzzle están donde deben. Como cuando anochece y ves encenderse las farolas del barrio y sientes que todo está en su sitio.

Supongo que es necesidad de seguridad; y ya disculparás este rollo.
Un beso.

jairo F.Quindós dijo...

Esperemos que no te entre el sindrome postvacional Mariano, bienvenido de tus vacaciones.

leo dijo...

¿No estarás dormido o soñando?
:-)
Ánimo. Un besote.

Belén dijo...

Tranquilo, hijo, que ya te llegará mi pedido e irás cayendo de dónde estás...

Besicos

SE dijo...

Pues sí, la caja registradora deja poco lugar a dudas. Deberías haber siguido mirando los libros y mantener el ensueño por un rato más.

Nos leemos.

Wen dijo...

Familiar te tendría que ser, sí...

Irreverens dijo...

Tú espera a que entre alguien ahí y verás.
:P

Juanjo dijo...

¿Y ha ido bien? Bienvenido.

Juanma dijo...

Eso mismito me ha pasado hoy en mi horario laboral... ¿ Que nos está pasando?

Salud.