3 de marzo de 2010

Microrrelato nº1

-Por cierto, ¿hoy es domingo?
Y su pregunta cayó en el vacío más absoluto. Era la primera frase que se escuchaba en aquella casa en días. Siempre fue parco en palabras, pero a sus ochenta años ya no tenía casi nada que decir. Se levantó del sofá y fue a consultar el calendario de “Carnicerías Ramírez” que se mantenía sujeto en los azulejos grasientos de la cocina. Volvió al salón:
-Sí, es domingo.
Pasó por encima del cadáver de su esposa camino del recibidor. Se puso el abrigo, la bufanda y salió a la calle. Por fin podría confesarse y llevarse algo a la boca, porque llevaba días sin probar bocado.

20 comentarios:

Elèna Casero dijo...

Decirte que me ha gustado mucho.
Sigue con ello señor escritor.

buen final.

Besitos

Flamenco Rojo dijo...

Me encantan los micros porque cada uno imagina una situación diferente.

Un abrazo.

Raúl dijo...

Joder, qué bueno, Mariano.

jairo F.Quindós dijo...

Impresionante Mariano, me parece de muy buen humor negro este microrelato.
Un Abrazo

Paula dijo...

Me remito al comentario de jairo F.Quindós.

¡Estupendo!

Saludos,

Paula

Anónimo dijo...

Me encantó, que bueno este micro relato a esta hora, seguiré leyendo todo lo demás.

Un beso multicolor
Iris

Jorge Arbenz dijo...

Confiesa que sólo escribes para ligar de una maldita vez.

Amando Carabias María dijo...

Me ha encantado, pero me ha parecido terrible.
Un abrazo.

Mita dijo...

jo, qué barbaridad!
Gracias!
Kuss

(Pero,no te dejes arrastrar por el hiperbreve, tus novelas son lo primero, sí?

No Comments dijo...

Buen micro, aunque creo que en ese concurso de relatos en cadena, escogen textos algo menos "macabros"...

Un saludo indio

Belén dijo...

Qué bien, que excusa más buena para salir a pasear...

Besicos

Isolda dijo...

He soltado la carcajada. Qué bueno, Zurdo!
Besos de los de a diestro y siniestro.

leo dijo...

Si es que después de todo va ha hacer falta que haya más curas, pa que confiesen en lunes también, digo. ;-)
Un besote.

Wen dijo...

Lo de los microrelatos es lo más difícil del mundo mundial !

Expediente X dijo...

Hoy es viernes, llueve
como de costumbre, últimamente,
estoy cansado y te dejo
saludos zurdos, como siempre.

Irreverens dijo...

¡Joé, qué gore!
:D

lidia dijo...

Pero, un momento: ¿quizá quería vender a su mujer en pedacitos a "Carnicerías Ramírez"?
(pero no sin el estómago lleno)
jajjajajja...

Un besito.

Raquel dijo...

Ja, ja, ... estupendo.

Loli dijo...

Demoledor, Mariano.
Ya tengo en mis manos tu novela "La tinta azul de la memoria" A ver si la voy leyendo. Me la trajo mi amigo Miguel que estuvo en tu librería hace unas semanas.

Saludos desde Málaga

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Estupendo y revelador.
Yo suprimiría, por innecesaria, la frase "de “Carnicerías Ramírez” que se mantenía sujeto en los azulejos grasientos de la cocina".
El último párrafo, magistral.
Enhorabuena