21 de abril de 2008

Crónica de dos conciertos anunciados

Hemos sobrevivido, que no es poco. Hay resúmenes que te pueden sacar de un apuro en un momento dado, pero que se dejan muchas cosas importantes fuera. Ha sido una paliza de órdago, tres días de dormir poco, de ensayos, viajes, conciertos agotadores, pero, como siempre, ha merecido la pena. Si no, no estaríamos metidos en este invento que acumula horas de esfuerzo a las laborales y que resta tiempo para estar con los nuestros (entiéndase "nuestros" aquellos que siendo personas importantes para uno no forman parte del coro, porque allí también tengo amigos imprescindibles).
Las dos iglesias estuvieron llenas de público. Los dos conciertos fueron bastante buenos (mejor de lo esperado, realmente). La
crítica parece que piensa lo mismo.
El Nänie de Brahms del concierto de Madrid fue sencillamente memorable. Bajo la batuta del director holandés, Jeppe Moulijn, se vivieron los compases más bellos del fin de semana. Hay veces que un par de compases justifican todo el esfuerzo de meses, porque la música crea momentos mágicos de una gran potencia.
¿Aparte de eso? Que faltabas tú.
Dimos un paseo agradable y gélido por las calles de Segovia, charlando de todo y compartiendo humoradas, pero faltabas tú.
Cenamos con los holandeses y les cantamos unas cuantas jotas segovianas y españoladas diversas. Fue realmente divertido, pero faltabas tú.
¿El momento más especial? Durante el ensayo de la orquesta en San Juan de los Caballeros (Segovia) algunos buscamos un hueco entre las últimas filas de la iglesia. Aprovechamos la escasa luz que se colaba por los ventanales de la parte trasera para leer. Poder leer Plenilunio de Muñoz Molina (la diosa fortuna hizo que coincidiera uno de los pasajes más intensos de la novela) escuchando en directo Carmen de Bizet es un auténtico lujo. Yo nunca escucho música mientras que leo. Me cuesta concentrarme en ambas cosas, pero el sábado disfruté del momento plenamente. Eso sí, me faltabas tú.

13 comentarios:

Belén dijo...

Cuando te vea, me regalaré un cd de jotas aragonesa ea... para que cuando vengáis al menos tu ya estés a tono...

Y si, ya se... faltaba ella... :)

Besicos

wen dijo...

Jo, cómo te lo pasas, eh Mariano? Por cierto, no quiero ni pensar el frio de cojones que ha tenido que hacer en segovia estos días... lo se porque en realidad vivo mas cerca de segovi que de madrid y estudiba en la universidad allí XD
Me laegro de que estés tan satisfecho con los conciertos, sentirse satisfecho es que mola.
Por cierto, que a ver cuando te conviertes en mi librero oficial.. porque llevo dos días mirando libros para regalarle a mi chico para sant jordi y no hay manera...
Un besote y felicidades por la crítica :D

Irreverens dijo...

¡¡ENHORABUENA!!
:D

(aunque faltara... ella)

Mita dijo...

Es una maravilla leer el disfrute.
Me encantaría oíros algún día.
Quién faltaba? ;)
Ahí va mi segundo beso.

Estilografic.blog dijo...

Ahora entiendo yo por qué había esas retenciones el domingo a la entrada de Madrid, de la de gente que venía de Segovia. Y eso que todavía faltaba alguien.

Raquel dijo...

Un gustazo, la verdad, escuchar estas crónicas llenas de sastisfacción y momentos muy especiales.
Enhorabuena.
Un abrazo

James Joyce dijo...

Ya le vale a quien faltara. Con lo bien que te lo habías montado...

Un abrazo zurdo!

olvidado dijo...

Joé, que culto eres Mariano, y nosotros viendo al Quique. Bien que me quedé con las ganas de que nos conocieramos. De la próxima no pasa.

JOAKO dijo...

El próximo no me lo pierdo, sigue informando de estos eventos. Muñoz Molina, ¡me encanta!, espero que lo que te falta se complete.
Un abrazo

Clandestino dijo...

Enhorabuena por esos dos conciertos. Al final, el esfuerzo siempre tiene premio, de una u otra manera.

Si te sirve de consuelo, el viernes por la noche también faltabas tú.

Un super abrazo.

Escriptorum54 dijo...

A mí me hubiera gustado estar, aunque ..... quizás no era yo la que faltaba, xè....


Un abrazo enorme

Jovekovic dijo...

El qué faltaba no podía ser yo, que estaba en espíritu. Segovia y frío, ¡ qué envidia!

illeR dijo...

Yo no se si darte la enhorabuena por los conciertos o no, y es que por su culpa no te pude conocer :__(