8 de diciembre de 2007

Niebla

La ciudad se ha levantado nebulosa y aún resbala por mis mejillas.
Niebla densa y calma. Lluvia paralizada a diferentes alturas que se ha filtrado por mis poros y resbala también por mis vísceras.
Niebla que se coló primero en mis sueños y que se ha materializado fuera de ellos, con la almohada mojada, humedad que conservó la sensación neblina durante horas.
En sueños la humedad la provocaba tu cabello húmedo mezclándose con el mío.
En sueños te levantaste a media noche. Huiste despacio, con forma de nube fantasmagórica, evaporándote entre una fina cortina de agua.
En sueños no pude hacer nada por atraparte. Hecha vapor de agua, te perdías entre mis dedos y te fundías en otros que te buscaban saliendo de la niebla.
Al despertar la almohada no conservaba el olor de tu cabello húmedo.
Al despertar no había huellas húmedas de tu huída.
Al despertar simplemente la niebla de la ciudad resbalaba por mis mejillas.

24 comentarios:

Belén dijo...

No se fue, Mariano, estás seguro? búscala bien :)

Y si se ha ido, me llamas! mi teléfono es 634.... :P

Besos!!!!

Mariano Zurdo dijo...

Belén, estoy seguro. Se fue estando. Se fue y creo que nunca estuvo. Besitos

maite dijo...

Si los despertares formasen parte de los sueños...la ausencia dolería menos, o no. Yo que sé.
Un abrazo

Mariano Zurdo dijo...

maite, tampoco yo tengo respuestas para eso.

Desesperada dijo...

yo no sé si era niebla, sueño o realidad... no dejes que la melancolía lo empañe.

AdR dijo...

A mí la niebla de hoy me ha empañado la mente... estoy espeso, pero ya cae la noche y se va disipando, por fortuna o desgracia, tú eliges.

Un abrazo

cov dijo...

La niebla es una nube que vuela a ras de tierra, y lo más bonito que tiene es que nos permite mantener los pies en la Tierra, y la cabeza en las nubes.

Bendita niebla.

Iria dijo...

La niebla es una nube que no quiere volar… Los sueños...quizá una ventana abierta al inconsciente o a la propia realidad. Sea lo que fuere, el texto es precioso.

Besos.

Pd: sigo con tu libro, mis gafas y la lupa, como mola!!!!

Mariano Zurdo dijo...

Desesperada, la melancolía forma parte de mí, pero esta vez creo que no es melancolía, aunque no sabría definirlo.
adr, a cada uno le afecta la niebla de una manera. A mí me da por pensar, aunque esta vez la niebla estaba dentro.
cov, preciosa definición.
iria, muchísimas gracias por hacer el esfuerzo de leerme.

Salondesol dijo...

Como soy muy consistente
Hasta en esta situación
Decidí ser consecuente
Con mi nueva dimensión
Y probé a ser respirada
Por el que duerme a mi lado
Sin entrar en pormenores
Que hacer cosas mejores

Como no me satisfizo
La experiencia nasal
Se me inflaron los vapores
Me convertí en huracán
Di unas tres o cuatro vueltas
Y a la quinta me cansé.
Este cuarto es muy pequeño
Para las cosas que quiero.
De niebla no se vive tan mal...

Raquel dijo...

Me gusta la niebla, me gusta envolverme en ella y caminar y sólo descubrir algo cuando lo tienes muy cerca.
Hoy soñé cosas extrañas. Lo raro es que recordé lo que había soñado. No soñé con ella pero sí a su lado.
Un abrazo querido mariano

Viguetana dijo...

A mí la niebla me gusta pero sólo cuando la contemplo desde arriba; entonces es como un mar sin consistencia y desprovisto de olas.

Poco a poco voy volviendo...
Besos.

Mariano Zurdo dijo...

salondesol, impresionante adaptación, plas plas plas XD
Raquel, está claro que la niebla nos sume en estados curiosos.
Viguetana, a mí la niebla me gusta pero cuando interacciona con determinados estados de ánimo... Me alegra tu vuelta "poco a poco".

Besitos/azos.

http://vitruvia.wordpress.com dijo...

Sécate esa niebla de las mejillas Mariano, ya verás qué pronto sueñas con arco iris.

Mariano Zurdo dijo...

http://vitruvia.wordpress.com, gracias guapa. De momento seco pero la niebla vuelve. Todo pasa, es cuestión de paciencia.

leo dijo...

Espero que esa niebla triste sea sólo ficción.
(Una ficción preciosa, por cierto)
Un beso griposo.

Vitote dijo...

La niebla es mala...estropea los polít...digo los chorizos. Me ha encantado, esa sensación de mañana de domingo, de fín del mundo, de que agujtico que se está detrás de la ventana.

A cuidarse

Mariano Zurdo dijo...

Leo, lo importante no es que sea verdad o ficción, sino si duele o no.
Vitote, hay días que necesitas la protección del hogar, sí.

Besitos/azos.

vitruvia dijo...

Espero que cuando amanezca se haya disipado ya esa niebla.
Un beso desde el insomnio.

Mariano Zurdo dijo...

Vitruvia, vaya, ya veo que no soy el único que ha dormido mal.
Todo se disipa, hasta la niebla más densa. Lo que nunca se sabe, es cuando.
Besitos/azos.

Estilografic.blog dijo...

¿Cómo va esa niebla? ¿Disipándose o acostumbrándote a ella? También hay nieblas muy placenteras, no creas, como la de Unamuno o el perro de Heidi, sobre todo el perro de Heidi.

Mariano Zurdo dijo...

Estilografic, de momento no remite, ni tiene visos de hacerlo. Acostumbrarse a ella, qué remedio...

Exiliado dijo...

No sé dónde está ella y lo siento, pero de verdad que la poesía me toca la fibra sensible. Gracias por seguir publicándolas.

Mariano Zurdo dijo...

Exiliado, sois un experimento aunque no lo sepáis. Para mí esto es nuevo. Nunca antes había escrito algo en este estilo pseudopoético. Me siento un tanto ridículo, pero es lo que me apetece en estos momentos.
Gracias por tu comentario.